Would you rather browse this website in English? Click here to switch to our English website.

Agroturismo

A la hora de elegir unas vacaciones, los amantes de la naturaleza lo tienen claro: lo mejor son las casas rurales en medio del entorno salvaje. Pero, otra opción que te ofrece Naturehouse.es es el agroturismo. Este tipo de casa rural, o modo de pasar las vacaciones, es la forma más plena de conocer la cultura local, y probar tus habilidades con las tradiciones naturales como ordeñar al ganado, cocinar la comida típica de la zona y mucho más. A continuación, te explicaremos qué es un agroturismo (tanto como casa rural como por forma de vivir las vacaciones) y te hablaremos de los mejores lugares de Italia para disfrutarlo.

Lee más sobre agroturismo
Leer más sobre:

Agroturismo

A la hora de elegir unas vacaciones, los amantes de la naturaleza lo tienen claro: lo mejor son las casas rurales en medio del entorno salvaje. Pero, otra opción que te ofrecemos es el agroturismo. Este tipo de casa rural, o modo de pasar las vacaciones, es la forma más plena de conocer la cultura local y probar tus habilidades con las tradiciones naturales como ordeñar al ganado, cocinar la comida típica de la zona y mucho más. A continuación, te explicaremos qué es un agroturismo (tanto como casa rural como por forma de vivir las vacaciones) y te hablaremos de los mejores lugares de Italia para disfrutarlo. Pero, ¿qué es el agroturismo? Cuando hablamos de agroturismo, podemos referirnos a dos cosas distintas. Por un lado, un tipo de casa o alojamiento de vacaciones en los que puedes experimentar en tus propias carnes la vida rural de la zona. Por el otro, se trata de eso mismo, conocer y probar tú mismo las actividades cotidianas de la vida en el campo, aunque te alojes en una casa de vacaciones no definida como «agroturismo».

Ten en cuenta que, para que una casa vacacional adopte ese título, debe cumplir con una serie de requisitos. Para empezar, además del alojamiento, deben dar la oportunidad de disfrutar de las tareas del campo, como el cuidado del ganado, la labranza de los campos o la elaboración de productos gastronómicos tradicionales del lugar. Así mismo, no es válido si esas actividades solo se hacen con los turistas, ya que deben ser practicadas por los habitantes de forma regular.