Leer más sobre:

Agroturismo Guipúzcoa

Al buscar un destino con montañas y costas de una belleza inigualable, Guipúzcoa no puede pasarse por alto. Esta pequeña provincia española es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, que además cuenta con rincones ideales para el agroturismo. Si decides venir a esta región de paisajes alucinantes entonces puedes aprovechar nuestras opciones en alojamientos en la naturaleza guipuzcoana y así disfrutar como nunca del agroturismo y mucho más.

La naturaleza que ofrece Guipúzcoa

Esta provincia es la más pequeña de España pues tiene una extensión menor a los 2.000 km cuadrados. En su territorio se puede ver principalmente grandes montañas debido a la presencia de los Pirineos y la cordillera Cantábrica, por lo que es normal apreciar paisajes con picos de más de 1.000 metros de altura. Así mismo, hay ríos que, debido a las frecuentes precipitaciones, mantienen un caudal constante, aunque son pequeños. A 650 metros de altura, en las Peñas de Aya nace el río Oyarzun con 15 km de longitud. Igualmente, el río Oria es el más largo con una longitud de 80 km. Su costa forma parte de la Costa Vasca, por lo que la belleza que esta tiene es impresionante. El bosque más grande tiene más de 6 km cuadrados y es un bosque de hayedos. Y la fauna y flora que Gipuzkoa tiene también es maravillosa.

Actividades

Una de las actividades más interesantes para el agroturismo se encuentra en Astigarraga, la popular capital de la sidra vasca. Este pequeño pueblo se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los amantes de la sidra y al visitarlo puedes probar y disfrutar de esta fascinante bebida. Así mismo, puedes conocer todos los secretos de esta bebida visitando el museo Sagardoetxea o las diferentes sidrerías vascas. Aquí también se encuentra el río Urumea, el cual es considerado una carretera fluvial. Además, se puede conocer el Palacio de Murgia y la iglesia Santa María de Murgia. Por otro lado, en las costas de Guipúzcoa tienes la oportunidad de disfrutar de playas espectaculares donde también se realizan actividades acuáticas y deportes. En algunas de estas se puede hacer surf, buceo, snorkel y hasta practicar voleibol de playa.

En los parques naturales y espacios protegidos hay muchas actividades al aire libre. Puedes tener la posibilidad de hacer paseos a caballo, en bicicleta o senderismo por las rutas más espectaculares de la naturaleza guipuzcoana. Igualmente, puedes tener la oportunidad de hacer montañismo, escalada y volar en parapente. También las diferentes cuevas te permiten explorar formaciones geológicas impresionantes que a todo amante de la espeleología le fascina.

En San Sebastián (Donostia) se encuentra el acuario y museo Aquarium Palacio del Mar donde toda la familia puede tener una experiencia inolvidable. Este tiene un túnel bajo el agua donde se tiene una visión en 360º de la vida marina, así como 31 acuarios y exposiciones históricas marinas. También en el parque de atracciones Monte Igueldo puedes subirte al funicular más alto del País Vasco y tener las vistas más asombrosas. Aquí también hay toboganes, montañas rusas, laberintos, carruseles y hasta lagunas con patos y ponis. Seguramente es un excelente lugar si viajas con niños, donde lo pasarán increíble.

Lugares de interés

Una de las singularidades que tiene la provincia es que, a pesar de tener un territorio relativamente pequeño, cuenta con varios parques naturales que albergan lo mejor de la naturaleza. Algunas de estas zonas protegidas solo ocupan una parte del territorio de Guipúzcoa debido a su gran tamaño. Uno de estos lugares fascinantes es el Parque Natural de Aralar, del cual una tercera parte pertenece a la región guipuzcoana. Este parque cuenta con paisajes de altas montañas con preciosos valles. La mayoría de sus picos sobrepasan los 1.000 de altitud siendo el Irumugarrieta el más alto con 1.431 msnm. Además, hay cuevas, grutas, dólmenes, menhires y formaciones kársticas de gran interés, así como una fauna fascinante. Uno de los mejores parques de todo el País Vasco es el Parque Natural de Aiako Harria. Está ubicado en Gipuzkoa, muy cerca de los Pirineos. El lugar tiene bosques de robles y hayas, además de encinas y mayorales. Los paisajes se caracterizan por barrancos, valles estrechos con cascadas y montañas de más de 800 msnm. Así mismo, está la zona de Peñas de Aya donde hay montañas de formaciones únicas. También hay cuevas, minas romanas y el Fuerte de Erlaitz.

Para el agroturismo el Parque Natural de Pagoeta es un enclave ideal, pues se caracteriza por conservar la forma de vida y tradiciones de la región. Y, además, en él se encuentran diferentes fincas. Por otro lado, hay prados, zonas de pastos y bosques naturales que junto con arroyos y ríos ofrecen bellos panoramas. Aquí también se puede apreciar una hermosa y variada fauna incluyendo algunas especies en peligro de extinción como el halcón peregrino, el abejero europeo, el lirón gris, los caballos pottoka y las vacas betizus. También es importante mencionar otros enclaves naturales como el Flysch de Zumaia, el Embalse de Urkulu, el Geoparque de la Costa Vasca, las pozas naturales de Gipuzkoa y la playa de Saturraran. Así mismo, arquitecturas como ermitas, santuarios y museos no se pueden pasar por alto. De igual forma, ciudades y pueblos como San Sebastián (Donostia), Astigarraga, Baliarrain, Getaria, Tolosa y otros son de gran interés turísticos.

El clima

El clima de Guipúzcoa es oceánico con algunas características mediterráneas pues tiene influencia tanto del Pirineo y la cordillera Cantábrica, como del mar y valle del Ebro. Los veranos no son tan calurosos pues la temperatura promedio es de 18,2ºC y los inviernos no son tan extremos ya que las temperaturas promedian los 8,1ºC. Las precipitaciones son bastante abundantes presentado una media anual de 1.400 mm.

Tipos de estancias

Nuestras estancias en Guipúzcoa están preparadas para recibirte con el mejor confort y darte la satisfacción que tanto esperas en una región como esta. Puedes elegir el tipo de estancia según tus gustos, así como el tamaño y los servicios que deseas. También tienes la oportunidad de optar por alojarte en medio del ecosistema que más te agrada, por lo que puedes tener montañas, bosques, ríos o vista hacia al mar. Además, el ambiente natural que tiene la casa alrededor te encantará. Las instalaciones dentro de la casa te darán la mayor comodidad para pasar tus días en medio de la naturaleza. Incluso tendrás la mejor privacidad y el acceso a los mejores enclaves naturales de la provincia.