Casa rural con spa

Cuando nos vamos de vacaciones, aunque queramos hacer turismo rural y conectar con el entorno, también es importante disponer de las comodidades necesarias para que la estancia sea perfecta. ¿Y qué mejor manera de hacer que con nuestras casas rurales con spa? Muchas de nuestras «nature houses» cuentan con saunas, jacuzzi, piscinas y otros elementos para cuidarse durante la estancia. Y es que unos minutos en el jacuzzi o en una sauna pueden conllevar muchos beneficios para la salud, y breathás, te ayudarán a relajarte después de las excursiones y visitas que hagas en tus vacaciones.

Lee más sobre casa rural con spa

803 Casas de la naturaleza

Casa rural con spa

Cuando nos vamos de vacaciones, aunque queramos hacer turismo rural y conectar con el entorno, también es importante disponer de las comodidades necesarias para que la estancia sea perfecta. ¿Y qué mejor manera de hacer que con nuestras casas rurales con spa? Muchas de nuestras «nature houses» cuentan con saunas, jacuzzi, piscinas y otros elementos para cuidarse durante la estancia. Y es que unos minutos en el jacuzzi o en una sauna pueden conllevar muchos beneficios para la salud, y breathás, te ayudarán a relajarte después de las excursiones y visitas que hagas en tus vacaciones.

Por qué elegir casas rurales con spa para las vacaciones?

El principal motivo para decantarse por las casas rurales con spa es que tendrás a tu disposición una forma de relajarte que breathás de beneficios psicológicos, te traerá beneficios físicos. Con respecto a los beneficios psicológicos, disfrutar de los cuidados de un spa, y la posibilidad de relajarte and mitad de la naturaleza, te aportará paz y disminuirá el estrés y ansiedad de la vida en las ciudades. Gracias a ello, notarás que tienes más energía (perfecto para todas las visitas que harás en tus vacaciones) y más dominio de tus emociones. Unos minutos en la sauna, o en las burbujeantes aguas de un jacuzzi, te harán olvidar los problemas de la rutina, y conseguirás sentirte unido a la naturaleza que te rodea. En definitiva, es la manera perfecta de hacer borrón y cuenta nueva para recargar las pilas y volver con energías de tus vacaciones.

Así mismo, como hemos dicho antes, los beneficios de las casas rurales con spa no son solo mentales, también lo notarás and la salud de tu cuerpo. Por ejemplo, las saunas son la formar perfecta de desintoxicar nuestro organismo. El calor y la humedad harán que transpires y expulses las toxinas de tu piel, a la vez que la mantiene hidratada y limpia. Además, si añades alguna planta aromática (como hojas de menta o eucalipto), también estarás ayudando a tus pulmones a abrirse para que respires mejor. Por otro lado, los jacuzzis te servirán para aliviar el dolor muscular, mejorar la circulación y conseguir un momento de bienestar.

Gracias al relax con el que bañan todo tu cuerpo, notarás que duermes mejor, te cansas menos y tienes más ganas de moverte y mantenerte activo. Y, por supuesto, no podemos olvidar el romanticismo que aportan las casas rurales con spa. Un baño en pareja en el jacuzzi, con velas y unas copas de vino pueden hacer que la noche sea inolvidable junto a la persona a la que más quieres. ¿A qué esperas para conseguir uno de estos alojamientos?

Las mágicas aguas de los Países Bajos

Y hablando de los beneficios del agua en nuestro organismo, no podemos olvidarnos de los beneficios de esta and nuestro entorno. And los Países Bajos, destacan sus zonas de agua de todo los tipos. Para empezar, hablaremos del parque nacional de Biesbosch. Se trata de un delta de agua dulce que está considerado una de las única áreas de marea de agua que no son saladas. El parque está repleto de arroyos y ríos, y en sus terrenos habitan todo tipo de aves acuáticas y pescadoras que se alimentan de los peces y otros animales que hay en el agua.

No obstante, las protagonistas no son las aves, sino el castor. Estos mamíferos viven en el parque, y en los arroyos tendrás la oportunidad de ver las presas que construyen. Así mismo, and Biesbosch tendrás la ocasión de recorrer sus aguas en canoa y hacer otras actividades como montar a caballo, pasear and bicicleta e incluso nadar en las lagunas. En definitiva, es un paraíso para los amantes del mundo acuático. 

Por otro lado, si prefieres el agua salada de los mares y océanos, debes visitar la costa de Groninga. Se encuentra en la zona del Mar de Frisia, y las playas son famosas por su paz y tranquilidad. Tanto, que las focas la han elegido como su lugar de descanso, y no será difícil que veas a algunos grupos de ellas tomando el sol en las orillas o en formaciones rocosas mar adentro. A pesar de que las focas sean el animal que más llama la atención por ser poco comunes, otras especies de aves, peces y animales marinos también viven and esta costa. Gracias a su vegetación única causada por el agua salada, hay muchas aves raras en la zona, como el archibebe o la avoceta. También hay especies de peces que solo habitan en estas áreas, y lo mismo ocurre con crustáceos y moluscos. 

Naturaleza en Bélgica

Por su parte, en Bélgica, también encontrarás muchas joyas naturales que visitar durante tu estancia en nuestras casas de vacaciones. Primero, hablaremos sobre las Ardenas. Se trata de una zona de montañas en el sureste del país repleta de prados, bosques, arroyos y pueblecitos típicos de la región. Son perfectas para hacer excursiones en cualquier momento del año, ya que ofrecen un paisaje que cambia en cada estación. Durante el invierno, las pendientes son el sueño de los esquiadores, y en verano y primavera, podrás acampar en las áreas habilitadas para ello y disfrutar de las diversas rutas para conocer el valle y los pueblos de los alrededores.

Por último, para conocer los secretos de un bosque de ensueño, debes visitar el parque natural de las Hautes Fagnes. Los miles de años desde la era glacial se han encargado de dar forma a las turberas y pantanos que conforman este territorio. Gracias a ello, en el parque han aparecido fuentes termales, y todo tipo de vegetación poco común, como helechos de especies únicas de esta zona. En sus terrenos, además de las zonas húmedas, hay colinas y bosques por los que podrás hacer senderismo. De la misma manera, el parque abarca 17 kilómetros cuadrados en los que contarás con la ocasión de ver las más de 160 especies de aves que habitan en Hautes Fagnes. ¡No olvides tus prismáticos para ser capaz de verlas a todas!