Casa rural para dos

A veces, las vacaciones no solo sirven para desconectar de la rutina y librarse del estrés. En ocasiones, es un momento ideal para pasar el tiempo libre con tu pareja y compartir momentos inolvidables que se quedarán para siempre en vuestro recuerdo. Las vacaciones pueden servir de unión, tanto entre vosotros, como con el medio ambiente que os rodea. Y, si quieres conseguir que tus vacaciones con tu media naranja sean de ensueño, ¿qué mejor que las casas rurales para dos en medio de la naturaleza europea? Descubre con Naturehouse.es los lugares más románticos que podréis conocer juntos en distintos países de Europa.

Lee más sobre casa rural para dos

Casa rural para dos

A veces, las vacaciones no solo sirven para desconectar de la rutina y librarse del estrés. En ocasiones, es un momento ideal para pasar el tiempo libre con tu pareja y compartir momentos inolvidables que se quedarán para siempre en vuestro recuerdo. Las vacaciones pueden servir de unión, tanto entre vosotros, como con el medio ambiente que os rodea. Y, si quieres conseguir que tus vacaciones con tu media naranja sean de ensueño, ¿qué mejor que las casas rurales para dos en medio de la naturaleza europea? Descubre con Naturehouse.es los lugares más románticos que podréis conocer juntos en distintos países de Europa.

Monta en bicicleta por la naturaleza más romántica en los Países Bajos

Los Países Bajos, también conocidos como Holanda, tienen una gran tradición de montar en bicicleta. Es el medio de transporte más habitual para muchos de sus habitantes, y como dice el dicho: «donde fueres, haz lo que vieres». Así que uno de los mejores planes que puedes hacer cuando estés en las casas rurales para dos en Holanda, es descubrir el país en bicicleta. De hecho, es uno de los lugares con mejores rutas para ciclistas, y en total, ¡tienen 37 000 kilómetros de carril bici a tu disposición! Para empezar, puedes hacer una ruta para conocer uno de los iconos del país: sus tulipanes.

En la región de Bollenstreek, podrás encontrar los tradicionales campos de tulipanes de todos los colores. Visítalos en los meses de marzo y mayo para ver las flores en todo su esplendor. Además, también podrás ver los tulipanes y otras especies de flor más de cerca si visitas en parque Keukenhof. Está considerado el parque floral más grande del mundo, y cada año tiene una disposición diferente según el tema de cada temporada, así que nunca verás el parque igual dos veces. ¿Hay algún sitio más romántico que un campo de flores de todos los colores?

Por otro lado, si quieres visitar otro de los iconos de este país, haz una ruta por una de las muchas regiones llenas de molinos que hay en los Países Bajos. Una de las más conocidas y recomendadas es Kinderdijk. Este lugar cuenta con 19 molinos de viento que fueron construidos durante el siglo XVIII. Y la función de estos molinos no tenía nada que ver con la harina o el pan, ya que se encargaban de mantener la zona sobre el nivel del agua. Es decir, los molinos, mediante un sistema de bombeo, sacan el agua de las zonas más bajas del río para evitar las inundaciones que eran frecuentes en esa área. Es más, de los molinos originales, 16 de ellos siguen en funcionamiento y hay trabajadores viviendo en ellos.

No obstante, poco a poco, se fueron convirtiendo en un sitio de interés turístico, y en 1997, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Así mismo, además de dar un paseo en bicicleta por la zona, también podrás hacer excursiones en barca por sus canales y visitar los molinos por dentro, ya que algunos de ellos se han convertido en museos.

Francia y sus lugares perfectos para visitar en pareja

Por supuesto, uno de los países de Europa más románticos, y que por lo tanto no podía faltar en nuestra lista de casas rurales para dos, es Francia. Pero no seremos tradicionales, y no hablaremos de París aunque sea la cuidad del amor; os hablaremos de lugares menos conocidos, pero igual de románticos, que son perfectos para una pedida de mano. Comenzaremos con la costa del Granito Rosa, en la Bretaña francesa. Se encuentra situada en Costas de Armor, y recibe este nombre por el color peculiar de sus bloques de granito; el rosa.

Es un fenómeno poco común que se da cuando los minerales de cuarzo, feldespato y mica se mezclan y forman el granito. Y esto hace que el lugar sea de lo más especial, porque solo existen dos lugares más en todo el mundo en el que se da este fenómeno: Corcega y China. Cuando visites el lugar, podrás explorar el litoral y pasear por su orilla, o descansar en las playas de arena blanca y aguas transparente. En general, es un pequeño paraíso de un color poco habitual que quedará estupendo en tus fotos de pareja. 

Y si prefieres calas con acantilados de color blanco que absorben los colores del sol en cada amanecer y cada atardecer, tendrás que visitar Marsella. Sus acantilados recorren unos 20 kilómetros de costa francesa, y en sus muchas calas podrás disfrutar de arenas paradisíacas y aguas color azul turquesa. Además, aunque es un lugar conocido, es muy grande y muchas de sus calas tienen acceso difícil, por lo que encontrar un rincón solitario para ti y tu pareja no será una tarea difícil. Además, si os animáis, en sus diferentes calas podréis practicar buceo o esnórquel, o pasear en kayak y ver las orillas desde mar adentro.

Romanticismo puro en las casas rurales para dos de Alemania

Aunque Alemania pueda parecer un país muy estricto, eso no quiere decir que no tenga una gran cantidad de lugares de ensueño en los que puedas dar rienda suelta al romanticismo. Y para muestra, os hablaremos del castillo de Neuschwanstein. Está situado en Füssen, y el aspecto de este edificio es tan mágico y de fantasía que inspiró al mismísimo Walt Disney en el diseño del castillo de la Bella Durmiente. Además, no es de extrañar que se haya convertido en un castillo emblemático de Disney (podrás ver castillos inspirados en este en sus parques de atracciones), porque no solo el edificio destaca.

También lo hacen sus alrededores, ya que a sus espaldas tiene las montañas de los Alpes, y está completamente rodeado de árboles con tonos que van de los verdes intensos a los amarillos y anaranjados dependiendo de la estación en la que lo visites. Cuando estéis en nuestras casas rurales para dos y hagas la visita, debes tener en cuenta que para llegar al castillo, hay que subir una colina, puesto que se encuentra en su cima. Y este camino puedes hacerlo andando, en autobús, o si queréis sentiros como toda una pareja Disney, también podéis hacer el camino en carruaje. Este lugar de cuento de hadas será un recuerdo que podréis compartir con vuestros hijos y nietos en el futuro.