Casa rural playa

Llegan las tan deseadas vacaciones, y lo primero en lo que piensa la mayoría de la gente es, por supuesto, la playa. Las playas tienen todo lo necesario para desconectar durante el tiempo libre: aguas para refrescarse, arenas par tomar el sol, naturaleza a sus alrededores (y algún chiringuito o establecimiento también para disfrutar de un refrigerio). Y la mejor manera de aprovechar el tiempo a orillas de mares y océanos es con las casas rurales en la playa de Naturehouse.es. Por ello, te hablaremos de las mejores playas de tres de los países europeos más populares para las vacaciones en el mar. 

Lee más sobre casa rural playa

Casa rural playa

Llegan las tan deseadas vacaciones, y lo primero en lo que piensa la mayoría de la gente es, por supuesto, la playa. Las playas tienen todo lo necesario para desconectar durante el tiempo libre: aguas para refrescarse, arenas par tomar el sol, naturaleza a sus alrededores (y algún chiringuito o establecimiento también para disfrutar de un refrigerio). Y la mejor manera de aprovechar el tiempo a orillas de mares y océanos es con las casas rurales en la playa de Naturehouse.es. Por ello, te hablaremos de las mejores playas de tres de los países europeos más populares para las vacaciones en el mar. 

Casas rurales en la playa de Francia

Un país de Europa que es imprescindible visitar si quieres conocer algunas de las mejores playas del continente es Francia. Para empezar, os hablaremos de dos playas del país que se encuentran en la isla de Corcega. Una es la playa de Palomabaggia, en el suroeste de la isla. La otra es la playa del Petit Sperone, en el sureste. La primera es una playa que dispone de dos kilómetros de costa paradisíaca. Las aguas son transparentes, y los pinos que hay a su alrededor tienen parecen sombrillas de playa. Es una zona con posibilidades para las actividades acuáticas, y podrás encontrar lugares para hacer «windsurf».

Además, debido a la fauna que habita el fondo marino de las zonas rocosas de la playa, es un sitio perfecto para hacer esnórquel o submarinismo. Por otro lado, si lo que quieres es desconectar de las ciudades y sentirte en armonía con la naturaleza, debes visitar la segunda playa. En Petit Sperone, no esperes encontrar una playa kilométrica, ya que ocupa tan solo unos 100 metros. Pero al ser un lugar escondido, tienes prácticamente asegurada la tranquilidad total. Además, el acceso es algo dificultoso, ya que hay que hacerlo a pie (no puedes encontrar en coche) y caminar alrededor de un kilómetro por un camino de rocas. Pero no te arrepentirás del camino una vez veas sus aguas de color azul turquesa y las orillas de arena blanca. 

Y, fuera de la isla de Corcega, Francia también tiene mucho que ofrecer con respecto a playas. Si en tu estancia en nuestras casas rurales en la playa, quieres visitar una que también sea de ensueño y completamente alejada de la civilización, opta por la playa de L’Espiguette, en la región de Montpellier. Cuando estés en sus orillas disfrutando de las aguas, sentirás que te encuentras en mitad de la naturaleza.

Los matorrales que rodean la playa te aislarán del entorno, y las dunas de los alrededores te darán la impresión de estar en el desierto. Por suerte, es una zona poco concurrida, por lo que podrás tumbarte a disfrutar del sol y el mar sin preocuparte por las aglomeraciones o los turistas que invaden las playas. Además, es un lugar perfecto para dar paseos o correr por la orilla, ya que ocupa tres kilómetros de costa.

Las mejores playas de Portugal

¿Quieres ver una de las playas más bonitas del mundo entero? Pues no tendrás que irte al Caribe o a México, ya que la playa de la que estamos hablando se encuentra en Portugal. Se trata de la playa de Doña Ana, en Algarve. Y lo que más llama la atención sus acantilados repletos de grutas, que dan paso a unas orillas de arena suave. Sin embargo, las aguas turquesas también ayudan a crear este aspecto de playa en el paraíso. Para acceder a ella, tendrás que bajar por unos escalones de madera, y una vez que pases la escalera, te encontrarás en tu nuevo mundo particular de paz y tranquilidad.

De igual manera, ya que te encuentras en Algarve, ¿por qué no visitar otra de sus playas de ensueño? Haz una escapada a la playa de Marinha, y llévate la cámara de fotos para inmortalizar sus espectaculares acantilados anaranjados. Esta también tiene difícil acceso, por lo que no está muy visitada. Por lo tanto, es el lugar perfecto para desconectar y deleitarte con la fauna marina de la zona. Anímate a practicar esnórquel y observa a los bancos de peces. O, ponte los escarpines y explora sus cuevas y grutas (siempre con precaución).

Y finalmente, para acabar con Portugal, no podíamos olvidarnos de mencionar la isla de Madeira. Esta isla tiene en sus terrenos la preciosa playa de Porto Santo, con diez kilómetros de arenas blancas a tu disposición. Y una de las cosas que más llama la atención de este pequeño oasis es que sus aguas tienen una temperatura cálida. Será de las pocas veces que puedas entrar a bañarte sin tener que pasar frío primero. Además, las arenas están repletas de minerales que tienen propiedades buenas para la salud, así que es el rincón perfecto para relajarse mientras cuidas de tu organismo.

Italia y sus playas de ensueño

Por último, no podíamos despedirnos sin mencionar Italia. Sus islas y sus costas son famosas por las playas bañadas por el mar Mediterráneo. Una de las más conocidas se encuentra en Cerdeña, y es la playa de Cala Marilou. Gracias a que el acceso es un tanto complicado (solo puedes ir en barcas alquiladas), no tiene muchos visitantes, por lo que lo más probable es que puedas disfrutarla sin masificaciones. Y lo mejor que puedes hacer es explorar sus varias cuevas, o escalar y descubrir las formaciones rocosas de la zona. Por otro lado, en la isla Favignada de Sicilia, puedes visitar la playa Cala Rossa. Su hermosura destaca por encima de cualquier otra gracias a la forma y color de sus rocas y pequeños acantilados.

Son de color blanquecino y destacan notablemente en contraste con las aguas de color azul intenso en las que podrás ver el fondo sin ningún problema. Además, hay varios negocios que ofrecen la posibilidad de explorar las diferentes zonas de la isla en barca, por lo que podrás conocer más acerca de sus costas. Prepárate para pasar un día fabuloso en esta playa, y no olvides el protector solar, ya que el sol brilla en su máximo esplendor en los meses de verano.