Casas rurales con perro

A la hora de irse de vacaciones, mucha gente se pregunta qué hacer con su perro. Normalmente, piden a algún amigo, vecino o familiar que lo cuide mientras no están, pero… ¿quién no quiere llevarse a su mascota consigo durante las vacaciones? Para ello, además de buscar establecimientos «dog-friendly», una gran opción son las casas rurales con perro. En muchas de nuestras «nature houses», está permitido llevar a tu mascota.

Lee más sobre casas rurales con perro

Casas rurales con perro

A la hora de irse de vacaciones, mucha gente se pregunta qué hacer con su perro. Normalmente, piden a algún amigo, vecino o familiar que lo cuide mientras no están, pero… ¿quién no quiere llevarse a su mascota consigo durante las vacaciones? Para ello, además de buscar establecimientos «dog-friendly», una gran opción son las casas rurales con perro. En muchas de nuestras «nature houses», está permitido llevar a tu mascota.

Así que no te lo pienses dos veces, y llevate a tu amigo peludo a disfrutar contigo de tu tiempo libre. Para ello, desde Naturehouse.es te contamos los beneficios de llevarte a tu perro contigo, lo que debes saber para viajar con él, y varios lugares naturales de Europa que puedes visitar con tu mascota.

Casas rurales con perro: las ventajas de llevar a tu mascota de vacaciones

Para empezar, nunca es agradable separarse de las mascotas. Solo aquellos que conviven a diario con sus perros saben el cariño que puedes llegar a cogerles. Al fin y al cabo, son de la familia. Por este motivo, llevar a tu perro contigo de vacaciones te aliviará el estrés de no saber cómo se encuentra o qué tal lo estarán cuidando. Tú seguirás siendo su responsable y tu amigo de cuatro patas te acompañará en todo momento. Así, ni tu mascota te echará de menos a ti, ni tú a ella. Así mismo, otro de los mayores beneficios es que tu perro te obligará a estar activo. Muchas veces, durante las vacaciones, nos puede la pereza de quedarnos dentro de la casa rural y disfrutar de todas sus comodidades sin salir de ella.

Pero, con las casas rurales con perro, tendrás que salir a pasear y, ya que tienes que hacerlo, ¿por qué no ir de excursión a visitar todos los lugares que puedas con tu mascota? Además, cuando viajas con perro, es imposible no conocer gente, sobre todo si tu perro es amigable. Si no conoces a nadie en tu lugar de vacaciones, seguro que consigues algunos amigos cuando la gente se acerque a acariciar a tu perro. Y, para acabar, os contamos dos ventajas más. La primera, y más importante, es que los perros siempre disfrutan y será tu mejor compañero de viaje. Lo lleves a donde lo lleves, se lo pasará bien siempre que esté a tu lado. Y con respecto a la última ventaja, ¿has pensado en lo divertidas que serán las fotos de tu viaje con tu perro a tu lado? Serán unas vacaciones que no podrás olvidar. 

Qué tener en cuenta para viajar con tu perro

Eso sí, los perros, como ocurre con cualquier otra mascota, deben cumplir una serie de requisitos para poder viajar por Europa. Para empezar, debe tener todas las vacunas en regla, y principalmente, la de la rabia, ya que es obligatoria para cruzar fronteras en la Unión Europea. Además, tu perro tendrá que tener un pasaporte con todos los datos del dueño, y para conseguirlo, debe estar vacunado y contar con chip. Cabe destacar que los cachorros menores de tres meses no pueden obtener el pasaporte, por lo que viajar con ellos es un poco más complicado. Tendrías que pedir un permiso expreso al país de destino.

Así mismo, si viajas a Suecia, Irlanda (de la que hablaremos a continuación) o Reino Unido, tu perro tendrá que hacerse análisis de sangre entre seis y cuatro meses antes del viaje. Y, finalmente, es importante usar tu sentido común: si tu perro es muy asustadizo, muy mayor o muy joven, o está enfermo, tendrás que valorar si merece la pena llevarlo de viaje.

Parques naturales en Noruega para visitar con perro

Uno de los países europeos más amables para las visitas con mascota es Noruega. Y en especial, sus parques naturales. Si pasas las vacaciones en nuestras casas rurales con perro en este país, haz una excursión con tu amigo al parque nacional de Jostedalsbreen. Eso sí, asegúrate de que tu mascota es resistente al frío, porque estarás visitando el glaciar más grande de Europa. Y no es de extrañar que sea el más extenso, ya que abarca una superficie de más de 400 kilómetros cuadrados.

En las rutas que hay por el parque, y que podrás recorrer con tu perro, verás increíbles paisajes formados por la erosión del hielo en las rocas. Y no creas que todo lo que verás es hielo y nieve, porque a pesar del frío, hay mucha vegetación en la zona. Así mismo, también hay varias especies de animales como renos, linces o lemmings. Te aseguramos que las fotos que te lleves del lugar serán recuerdos imborrables junto a tu amigo canino.

Para finalizar con Noruega, debes visitar el parque nacional más grande de su territorio. Es el de Hardangervidda, y dispone de 3422 kilómetros cuadrados. Sus varios ecosistemas (un glaciar, montañas, ríos, valles y arroyos) hacen que sea un lugar donde practicar muchas actividades. Con tu perro, podrás hacer senderismo y descubrir las muchas rutas con las que puedes explorar el parque. También podrás dedicarte a la pesca en sus ríos y, si te gustan los deportes de invierno, podrás hacer esquí y «snowboard». Además, si tienes suerte, podrás ver a alguno de los dos habitantes más singulares del lugar: la lechuza nevada (como Hedwig, la lechuza de Harry Potter) y el zorro ártico.

Naturaleza «dog-friendly» en Irlanda del Norte

Por último, como dijimos anteriormente, nos falta hablar de Irlanda. En las casas rurales con perro en Irlanda del Norte, podrás encontrar un enclave natural rodeado de misterio que, desde 1986, está declarado Patrimonio de la Humanidad. Nos referimos a la Calzada de los Gigantes, una formación de rocas de basalto de lo más peculiar (en forma de hexágono la mayor parte de ellas, y otras con diferentes formas geométricas). La explicación oficial de la forma de estas rocas es debido a la actividad volcánica de hace muchos años.

La lava, al chocar con el mar y enfriarse rápidamente, habría creado estas curiosas formas. La explicación más mística es que, hace mucho tiempo, dos gigantes habitaban la zona: uno en Escocia y otro en Irlanda. No eran muy amigos, y el gigante escoces hizo un camino lanzando rocas a su oponente. Es un lugar perfecto par que te diviertas con tu perro, y descubráis juntos el resto de la leyenda de la calzada de los gigantes. ¿Te vas a perder esta excursión?