Casas de vacaciones Guadalajara

Aunque tal vez conozcas este nombre por el municipio que se encuentra en México, Guadalajara también es una provincia de España que está ubicada en la comunidad autónoma de Castilla La Mancha. Cuenta con una gran cantidad de espacios naturales, entre ellos tres parques naturales, dos reservas naturales, y varias microreservas y monumentos naturales de gran interés. Por eso, uno de los lugares más elegidos para el alquiler de casas rurales es Guadalajara. A continuación, os hablaremos de sus tres parques naturales, y de otros sitios que no te puedes perder en la provincia. 

Lee más sobre las casas de vacaciones en Guadalajara
Leer más sobre:

Casas de vacaciones Guadalajara

Aunque tal vez conozcas este nombre por el municipio que se encuentra en México, Guadalajara también es una provincia de España que está ubicada en la comunidad autónoma de Castilla La Mancha. Cuenta con una gran cantidad de espacios naturales, entre ellos tres parques naturales, dos reservas naturales, y varias microreservas y monumentos naturales de gran interés. Por eso, uno de los lugares más elegidos para el alquiler de casas rurales es Guadalajara. A continuación, os hablaremos de sus tres parques naturales, y de otros sitios que no te puedes perder en la provincia.

Tres parques naturales de impresión

En la frontera con Segovia, podrás visitar el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara. Se trata de un área protegida que cuenta con varios paisajes completamente diferentes en el mismo parque. Podrás ver bosques inmensos, ríos y pastizales. Además, una de sus principales atracciones es el Hayedo de Tejera Negra, y por eso le dedicaremos una sección más adelante. No obstante, una de las características que hacen destacar a este parque natural son las aves que lo habitan. Es un entorno estupendo para practicar la observación de aves o «bird watching», e incluso podrás ver rapaces en peligro de extinción como la preciosa y hábil águila perdicera.

Por otro lado, cerca de la capital de Guadalajara, podrás darte un paseo para conocer el Parque Natural Barranco del Río Dulce. Se trata de un barranco natural formado por la erosión del río que da nombre al parque. De hecho, es un subafluente de río Tajo, uno de los más importantes de la comunidad autónoma. El barranco se encuentra en una media de 1000 metros de altitud, y desde arriba podrás ver las hoces del río (como la Hoz de Pelegrina) y varias cascadas, como la de Gollorio. Sus terrenos rodeados de vegetación típica de la Meseta Central, como fresnos y álamos. Y, al ser un barranco, no podían faltar las especies rupícolas de aves (aquellas que ponen sus nidos en lugares escarpados y a mucha altitud). Llévate los prismáticos para ver halcones peregrinos o buitres leonados.

Finalmente, en cuanto a parques naturales, es obligatorio mencionar el Parque Natural del Alto Tajo. Si alquilas casas rurales en Guadalajara, tendrás la oportunidad de conocer este bonito parque. Y querrás hacerlo, porque parece un puzle de paisajes que te dejarán sin palabras. Cascadas imponentes, cañones profundos, poblados bosques de pinos, hoces y lagunas son solo alguno de los ecosistemas que podrás observar en este parque natural. De hecho, dentro del mismo parque hay una gran variedad de rutas que puedes hacer dependiendo del tipo de paisaje que quieras ver.

Eso sí, si hay un protagonista en el parque (además del río, por supuesto), son los pinos. En varias zonas del parque, se extienden enormes pinares con pinos silvestres, laricios y rodenos. Así mismo, el Alto Tajo también tiene todo tipo de aves rapaces en sus territorios, y otros mamíferos como ciervos y corzos, pasean en manada por las praderas.

Más sitios naturales que conocer con nuestras casas rurales en Guadalajara

Como dijimos antes, tenemos que dedicar un párrafo especial a hablar de el Hayedo de Tejera Negra, que se encuentra en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara. Tiene una extensión de más de 1600 hectáreas, y es Patrimonio Mundial de la Unesco por ser un bosque de gran importancia en Europa. De hecho, se trata de uno de los hayedos más meridionales del continente. En este frondoso bosque, podrás encontrar hayas de más de 300 años de edad, y no están solas en su bosque.

También, entre sus árboles, podrás ver algún acebo, unos cuentos tejos, y también abedules. Además, este denso bosque es el hábitat ideal para cientos de especies animales. Por ejemplo, en sus muchas hectáreas de terreno, tienen su hogar comadrejas y zorros, garduñas, y hasta gatos monteses. Por otro lado, es una zona estupenda dónde se pueden recoger los deliciosos Boletus Edulis, unas setas que son un manjar de Castilla La Mancha.

Por último, otra de las zonas que no puedes perderte es la Cueva de los Casares, en el interior del Parque Natural del Alto Tajo. Esta cueva fue descubierta en el año 1928, y pocos años más tarde, en 1935, se declaró Monumento Nacional. De ella destacan sus pinturas rupestres y grabados del periodo Paleolítico. Y no es de extrañar, porque en el interior de la cueva hay casi 200 muestras de pinturas. Pero no solo destaca por su número, sino también por su antigüedad.

Los estudios han determinado que la edad de estas pinturas puede ir de los 30 000 a los 15 000 años de antigüedad, y entre sus dibujos, se encuentran las primeras representaciones de la reproducción del ser humano. Podrás ver dibujos de mujeres embarazadas, escenas de parto y otras representaciones de los métodos de reproducción. Es un lugar perfecto para conocer la prehistoria de España.

El clima en la provincia de Guadalajara

Debido a su situación geográfica, la provincia de Guadalajara disfruta del clima típico de la Meseta Central Española. Es decir, los veranos son largos, con altas temperaturas, y sin apenas humedad, mientras que los inviernos son fríos e igualmente largos. Por su parte, las estaciones de primavera y verano duran poco tiempo, y sus temperaturas son templadas. Por lo tanto, a la hora de planear tus vacaciones en nuestras casas rurales en Guadalajara, tienes que tener en cuenta que los meses de julio y agosto son muy calurosos, y no son aptos para hacer actividades que puedan requerir mucho esfuerzo o muchas horas al sol (caminatas, montañismo, escalada, etc.).

Sin embargo, esa época es perfecta si lo que quieres es disfrutar de los ríos, arroyos y lagos en los que puedes darte un baño. Pero, si lo que quieres es recorrer sus cientos de rutas, no dudes en hacerte con casas de vacaciones en Guadalajara en los meses de primavera y principios de otoño. Las temperaturas serán perfectas para disfrutar de largas caminatas por sus parques y montañas.