Casas de vacaciones Portugal

Portugal es uno de los símbolos del mediterráneo: playa, sol y mar. Gran parte de su terreno limita con el mar atlántico, por lo que posee kilómetros y kilómetros de espléndidas playas de norte a sur. Dividido por su río principal, el Tajo, Portugal no solo ofrece paisajes llenos de azul y arena en su zona costera, sino que también posee increíbles paisajes llenos de verde al norte, pasando por montañas, sierras y planicies, y llegando a increíbles acantilados al sur. Además, su clima hace que las temperaturas se mantengan siempre cálidas y agradables durante todo el año. Así que, si quieres alquilar una casa rural ya sea al lado del mar o en medio de sus montañas, con el mejor clima mediterráneo, ¡Portugal te lo ofrece todo!

Leer más sobre las casas de vacaciones en Portugal

Juntos colaboramos en proyectos locales

Más detalles

Casas de vacaciones en Portugal

Portugal es uno de los símbolos del mediterráneo: playa, sol y mar. Gran parte de su terreno limita con el mar atlántico, por lo que posee muchos kilómetros de espléndidas playas desde el norte hasta el sur. Dividido por su río principal, el Tajo; Portugal no solo ofrece panoramas llenos de azul y arena en su zona costera, sino que también posee increíbles paisajes llenos de verde. Pasando por montañas, sierras y planicies en el norte y llegando a increíbles acantilados en el sur. Además, su clima hace que las temperaturas se mantengan siempre cálidas y agradables durante todo el año. Así que, si quieres alquilar una casa rural, ya sea al lado del mar o en medio de montañas con el mejor clima mediterráneo ¡Portugal te lo ofrece todo!

Durante siglos, Portugal ha sido hogar de diferentes civilizaciones: desde celtas, griegos y romanos, hasta germanos, musulmanes y judíos, las cuales han influenciado en su cultura, lenguaje y costumbres, y que también se ven reflejadas hoy a través de su historia y herencia arquitectónica alrededor del país. No sólo su arquitectura e historia define a este país, la naturaleza de Portugal es singular con una gran biodiversidad, ecosistemas y un sin número de parques y reservas naturales que conservan hectáreas de zonas llenas de naturaleza. Dependiendo de la casa rural en la que te hospedes podrás visitar varios de estos espacios naturales, que se encuentran esparcidos alrededor del país. Ya sea en coche, en transporte público, o incluso con paquetes turísticos, ver de primera mano estos paisajes naturales es algo que no te puedes perder.

La naturaleza que ofrece Portugal

La naturaleza sin duda es una de las cosas que más puede asombrarnos al ser humano. Y en estas casas rurales estaremos rodeados de bosques, playas, valles, montañas y muchos ecosistemas más que ni siquiera puedes imaginar. A este respecto, muchas partes del mundo son hermosas por las características naturales que en ella se despliegan y Portugal no es la excepción. Ven y conoce más sobre la espléndida naturaleza que aquí hallarás. A pesar de que es un territorio pequeño, concentra en sí paisajes únicos y especies de fauna y flora muy diferentes. Gracias a ello, por muy corto que sea el viaje, este se encontrará lleno de aventuras y experiencias nuevas. Una de tantas bellezas naturales la conseguirás en sus playas. La costa atlántica de Portugal recorre cientos y cientos de kilómetros con inmensas playas de arena blanca y aguas transparentes donde nadar será una experiencia singular. Las aguas que se encuentran al norte son un poco más frías ofreciendo olas increíbles, mientras que las aguas del sur son perfectas por su temperatura. Si vienes a Portugal no puedes dejar de visitar las playas y observar la belleza natural que en estas conseguirás.

Otra maravilla natural de Portugal son las Cuevas de Mira de Aire. Esta es una red de túneles formada por piedras calizas que invitan a los visitantes a entrar a un mundo subterráneo impresionante, aunque solo se puede recorrer 700 metros de los 11 kilómetros que realmente lo componen. El recorrido consta de 680 escalones y un factor sorprendente son las cavidades del gran salón con 60 metros de alto y 45 de ancho. Al final del recorrido encontrarás el Gran Lago, al que llegan aguas de diferentes arroyos y del rio negro. El Lago de 7 ciudades es sin duda otro monumento de la naturaleza, una de ellas, es la encargada de llevar la imagen más simbólica del archipiélago portugués. Además, destaca por su importancia ecológica, hidrológica y geológica. El bellísimo entorno de este lago se puede observar fácilmente desde el mirador de Vista Do Rei y al recorrer sus senderos. Principalmente este se compone de 2 lagunas, una azul y otra verde, unidas por una delgada línea rodeada de paredes volcánicas y espectaculares bosques.

La conocida montaña del pico es otra isla que conseguirás en estos archipiélagos. Aquí encontrarás el pico más alto de todo Portugal, una montaña que mide al menos 2351 msnm. Es increíble observar como la vegetación se adapta a las condiciones que presente la montaña. La exuberancia de su paisaje la convierte en uno de los lugares más interesantes de toda Europa, sin contar con la riqueza geológica que aquí se encuentra. Si decides visitarlo una de las mejores maneras en la que lo podrás recorrer este bello lugar será explorando su altiplanicie. En este se encuentra la mayor parte de la flora protegida de todo el archipiélago. Desde el punto más alto se logra ver toda la isla, extendiéndose por la inmensidad del océano y las principales islas de todo el archipiélago. Otro lugar que te dejará impactado con su belleza es el archipiélago de Madeira.

Al completar el esplendor de este lugar te dejarás seducir por cada rincón de este espacio. Tiene 2 tercios de superficie completamente protegida, su isla más grande es la que lleva su nombre, atrapando todas las miradas de los turistas con 15.000 hectáreas que le permiten ser la mayor zona boscosa de la zona. Es un lugar tan perfecto que hace años fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. Cada espacio que nos regala la naturaleza es único y seguramente cuanto más descubras sus maravillas más sorprendido te sentirás. Portugal te regala espacios sin duda majestuosos. No esperes más y reserva con nosotros tu casa rural para disfrutar de una buena estadía y una naturaleza espectacularmente hermosa.

Actividades al aire libre

Gracias al clima suave de Portugal y a sus increíbles paisajes, se pueden hacer diferentes actividades al aire libre durante el año. Gracias a sus kilómetros de costas el surf, por ejemplo, es uno de los deportes más populares y practicados entre los locales y es, sin duda, ideal para aquellos que visiten el país. Añadiendo a esto el gran oleaje que llega a las playas portuguesas, lo que hace de este el mejor lugar para surfear en Europa. La temporada de olas perfecta es entre noviembre y marzo, aunque en verano también puedes encontrar buen oleaje. Los lugares recomendados para surfear están en la zona de Peniche, o en las playas de Supertubos y Baleal. Sin embargo, hay muchos más lugares por toda la costa que no te arrepentirás de visitar. No solo hay grandes cantidades de arrecifes y playas por todos lados, las escuelas de surf abundan también y hay cursos para todos los niveles, desde principiantes hasta expertos. Así que, si has decidido alquilar una casa rural en Portugal, añade como mínimo un día de surf en tu lista de cosas por hacer, y disfruta de las mejores olas con tu familia o con tu pareja; seguro será una experiencia diferente e inolvidable.

Si te hospedas en una casa rural cerca de Portimão o el Algarve, tienes la oportunidad de disfrutar de actividades como el submarinismo, navegación y deportes acuáticos como el windsurf y el kitesurf. Si te hospedas más hacia el interior del país, actividades como vela, ‘rafting’ o kayak se pueden hacer en los diferentes ríos y lagunas que tiene Portugal, como por ejemplo el río Guadiana, el Mondego, el Paiva, y muchos otros.

En el norte del país puedes encontrar terrenos montañosos y varios parques naturales ideales para hacer senderismo, observación de aves o ciclismo de montaña. El parque Nacional da Peneda Gerês, por ejemplo, se presta para varias de estas actividades, incluso para los amantes de los deportes de aventura, como el parapente y escalada. Se pueden encontrar montañas de granito de unos 500 metros de altura, que convierten este lugar perfecto para escalar y poner a prueba toda tu destreza. Para los que quieran continuar haciendo actividades en altura, la Montaña del pico, ubicada en la isla Pico, es el punto más alto de Portugal. Este volcán llega a los 2,351 metros de altitud y es muy popular entre entusiastas del senderismo. Es sin duda una visita vertiginosa pero que al final del recorrido te recompensará con unas vistas maravillosas.

El ciclismo es otra de las actividades que puedes hacer en Portugal, ya sea ciclismo normal o de montaña, en zonas como a las afueras de Lisboa, Oporto, Algarve y el parque Nacional da Peneda Gerês, entre otros. Las rutas para bicicletas cada vez se expanden más alrededor del país, con lo cual es posible que haya vías para ciclistas cerca de tu casa rural. También puedes pedir información y obtener mapas en puntos de información o incluso preguntar al propietario de la casa rural en la que te estés alojando.

Lugares que puedes visitar

Al salir de viaje es lógico y normal que desees distraerte del día a día y más aún si tu entorno cotidiano es muy agitado. Visita los mejores y más lindos lugares de Portugal donde los parques naturales, nacionales y reservas hacen de este un paraíso terrestre. Una muestra perfecta de esto es el Parque Natural do Alvao. Este precioso parque comprende paisajes completamente diferentes pero hermosos a primera vista. Tiene un tamaño pequeño, pero muy significativo con 2 diferentes ecosistemas que hacen que merezca la pena visitarlo.

En la zona de las montañas observarás las colinas en su plenitud, y podrás realizar excursiones en los acantilados. El Río Olo atraviesa todo el parque, y además encontrarás rocas que sobresalen por sus diversas superficies. En estos senderos de la naturaleza observarás lobos ibéricos, murciélagos dorados, águilas y una flora increíble con más de 480 especies que incluyen roble, acebo, hierba molar, romero y más. Cada una de estas características hace de este parque un encantador lugar para pasear. Otro lugar que sobresale de Portugal es el Parque Nacional Peneda-Gerés. Este se ubica en el norte del país y preserva una cantidad muy amplia de paisajes de montañas que son increíbles para explorar. Si bien hay algunos picos montañosos en el parque, los dos más altos son Geres y Altar doe Cabroes. Estos ofrecen las mejores vistas panorámicas de todo el lugar.

Así mismo, los senderos son unos de los mejores entornos del parque, los cuales te llevan a una gran cantidad de sitios interesantes que van desde formaciones rocosas hasta los distintivos graneros antiguos que construyeron los primeros pobladores en el área. En este parque hay una serie de hermosas cascadas. Una de las vistas más memorables de este lugar son las ruinas de Vilarinho das Furnas. Si visitas Portugal esta es una de las paradas obligatorias que tienes que hacer, pues te asombrará ver cuan extrañamente hermosas son.

Seguidamente está el Parque Natural Arrábida. Este se encuentra rodeado por hermosas playas con increíbles acantilados rocosos que bordean todas las costas. En las montañas podrás observar una hermosa vegetación que se extiende en el interior del parque. En esta zona abundan los hermosos y tranquilos paseos por los senderos costeros que calmarán tu alma mientras la suave brisa del océano refresca tu piel. Si eres amante del mar entonces te sentirás más que fascinado. El Parque de Serra da Estrela es otro de los lugares que te ofrece una naturaleza maravillosa. En él se ubica la cadena montañosa más amplia y extensa de todo el país, albergando en sí el pico más alto de todo Portugal.

Aquí también encontrarás una gran variedad de flora y fauna creciendo en diferentes lugares. Así como hermosos valles que enmarcan el paisaje donde los bosques y lagos se mezclan entre las montañas, tropezando con aguas cristalinas y senderos aislados. Todo esto hace que tu visita a este parque sea una experiencia única.

Clima de Portugal

El clima es tipo mediterráneo y lluvioso debido a la presencia del océano Atlántico. Las lluvias tienden a ser más frecuentes en otoño e invierno. El clima puede variar significativamente de una región a otra debido a la altitud, la latitud y la proximidad al mar lo que garantiza inviernos suaves.

En el norte de Portugal, las influencias oceánicas están más presentes. El clima es casi oceánico, por lo cual es bastante frío en invierno llegando a ser un período en el que a veces también cae nieve. La parte sur, es decir, las regiones como las del Algarve y Alentejo son zonas muy calurosas en verano. En este lugar el clima es mediterráneo subtropical, muy seco y cálido hacia el interior mientras que a lo largo de la costa se hace más suave.

En las zonas del interior de Portugal los veranos son calurosos y secos. Los meses de primavera y verano son soleados y las temperaturas suelen ser muy altas en julio y agosto. Debido a estar el mar cerca, las temperaturas tienden a ser más soportables a lo largo de la costa, incluso en otoño puede haber días soleados y cálidos. Los periodos más lluviosos son los meses de noviembre a marzo.

Nuestras casas en Portugal

Puedes elegir entre una variedad de opciones de alojamiento, todas estas siempre situadas en medio de la naturaleza y lejos de multitudes. Puedes encontrar casas rurales de diferentes estilos, adaptándose a tus intereses y necesidades. Desde cabañas, villas de lujo, bed and breakfasts, granjas y muchas opciones más. Hay diferentes tipos de hospedaje para que tú, tu familia y tus mascotas podáis disfrutar de las mejores vacaciones o escapadas en lugares tranquilos, con aire fresco y el despertar con el sonido de los pájaros. Tú eliges si quieres tu casa en la montaña, frente al mar o entre un bosque; ya sea en invierno, primavera, verano o en otoño, aquí nos aseguramos de que encuentres tu casa rural de ensueño rodeado de los mejores paisajes de Portugal.

Mencionando todas las comodidades que te ofrecen nuestras casas, al entrar en ellas te asombrará ver todos y cada uno de los elementos que tenemos preparados para ti. Pensando en ti y en los tuyos, acondicionamos nuestras casas para que nada te falte, desde el exterior hasta el interior de estas. Esto lo notaras con tan solo ver el gran espacio para estacionar los coches, sin contar la seguridad del lugar, pues para nosotros tu seguridad es lo primero. A esto añade los espléndidos paisajes que verás al despertar cada mañana. Árboles, piscinas, lagunas naturales, mesas al aire libre y muchas cosas más.

El interior de las casas es perfecto y está completamente equipado, te sentirás como en casa. Estamos seguros de que no necesitarás nada, pues contamos con salas y comedores cómodos para que puedas disfrutar en familia o con amigos. E incluso puedes tener servicio de Internet y televisión. Así mismo, la estructura de los dormitorios viene diseñada según la cantidad de personas que las casas reciban. Normalmente conseguirás en ellas camas matrimoniales, individuales, literas, sofás camas, pufs para el descanso y mucho más.

Si te gusta la cocina, nos complace decirte que esta área se encuentra totalmente equipada para que deleites a tu familia con los mejores platos. Si estás en plan romántico y llevas una botella de vino aquí no te faltará de nada, empezando por las copas. Equipamos nuestras casas pensando en todo. No dejes de visitar nuestra página para encontrar las últimas ofertas de alquiler de casas rurales y recuerda que por cada noche que reserves con nosotros, realizaremos una donación en tu nombre y así lograremos juntos que nuestro planeta sea más verde.