Chalet Madeira

Chalet Madeira

Lee más sobre chalet Madeira
Leer más sobre:

Un chalet en Madeira

Madeira es un archipiélago que pertenece al país de Portugal, y allí se encuentra una de las naturalezas más espectaculares del continente. De hecho, gracias a eso y a su clima templado y agradable durante todo el año, es uno de los destinos turísticos favoritos de Europa. La isla más grande es Madeira, pero la región entera está compuesta por otra isla habitada más y otras varias deshabitadas. Además, gracias a sus ecosistemas, es el hogar de todo tipo de flora y fauna endémicas que solo podrás ver allí. ¿Estás interesado en conocerlo todo? Pues te contamos qué puedes realizar en un chalet en Madeira.

Las reservas naturales de las Islas Desieras y las Islas Salvajes

Como mencionamos, hay varias islas deshabitadas en Madeira, pero eso no significa que no puedas visitarlas. Es más, ¡algunas son reservas naturales! Como la Reserva Natural de las Islas Desiertas. La reserva está conformada por las islas de Chão, Bugio y Desera Grande (esta última es la única que se puede visitar). Eso sí, ¿sabes quién es uno de sus habitantes más importantes? ¡El león marino! Las islas cuentan con una colonia de estos leones y, también, de focas monje. Así pues, es una de las últimas colonias de estos mamíferos que hay en todo el globo, por ello está muy protegida. Además, allí también podrás ver cabras, conejos y más roedores. No obstante, hay que tener en cuenta que es necesario pedir permiso para visitarla, pero puedes contratar alguna de las excursiones autorizadas.

La Reserva Natural de las Islas Salvajes

Por otro lado, otras de las islas que son reserva son las Salvajes (Selvajens en Portugués). Está formada por la isla Selvajem Grande, la Selvajem Pequeña y otras de menor tamaño. La única visitable es la Grande y, al igual que con las Desiertas, necesitarás una autorización. Si optas por visitarla, verás a las aves marinas tan especiales que viven ahí, por ejemplo, los charranes rosados, los paiños y las pardelas atlánticas. Por esta razón, si eres aficionado al avistamiento de aves, será un paraíso para ti. ¡Completa tu colección con las especies únicas que habitan en las islas!

Visita cuevas y playas con un chalet en Madeira

Una actividad indispensable para los aficionados a la espeleología son las cuevas de São Vicente. ¡Tienen origen volcánico! Durante su recorrido (que dura una media hora), te explicarán cómo se formaron las islas gracias a las erupciones volcánicas y podrás ver con tus propios ojos los restos de aquel acontecimiento. Ten en cuenta esto ocurrió hace casi novecientos mil años, así que es una experiencia muy emocionante.

Playas paradisíacas y entornos de ensueño

Por último, una actividad que es prácticamente obligatoria si estás de vacaciones en un chalet en Madeira es disfrutar de las playas. Unas de las mejor consideradas es la de Calheta. Y es lógico, ya que ofrece un paisaje digno de las islas tropicales. Allí encontrarás arenas blancas y un ambiente muy animado. Pero, si prefieres unas más originales, debes ir a las piscinas marinas de Porto Moniz. Estas piscinas conectan directamente con el mar, ¡y con sus olas! Conoce todo el fascinante entorno del archipiélago con un chalet en Madeira. Reserva con nosotros para aprovechar la naturaleza al máximo y alojarte con todas las comodidades.