Alojamiento en Suiza

Vacaciones en un alojamiento en Suiza

Lee más sobre alojamiento en Suiza
Leer más sobre:

Vacaciones en un alojamiento en Suiza

En el centro de Europa, se encuentra un pequeño país famoso por su chocolate, sus quesos, sus navajas y sus relojes que tiene paisajes que han inspirado las mayores novelas de fantasía de la historia. ¿Sabes cuál es? Por supuesto, nos referimos a Suiza. Se trata de una de las regiones más desarrolladas de todo el globo, pero eso no significa que la naturaleza no campe a sus anchas por el territorio. Si optas por unas vacaciones en un alojamiento en Suiza con Casanaturaleza.es, encontrarás impresionantes cascadas, valles que quitan el aliento y… ¡montañas! Es un país rodeado de cordilleras, desde los Alpes suizos al sur, hasta las montañas de Jura al norte. Su clima es muy variado y depende de la zona del país en la que te encuentres. No obstante, normalmente es templado, con veranos cálidos y lluviosos e inviernos fríos y nevados. Gracias a esto, los ecosistemas son muy diversos, la mayoría únicos. Además, varios de ellos están protegidos para preservar el hábitat de la fauna y la flora de Suiza. Así mismo, con los altos picos con los que cuentan sus cordilleras y las nevadas de invierno, es el paraíso de los deportes de invierno. ¿Quieres saber qué puedes hacer en este asombroso país? Pues, a continuación, te lo contamos.

Nieve, montañas y mucho más en el Parque Natural de Beverin

Con una montaña de casi tres mil metros de altura como protagonista, el Parque Natural de Beverin es uno de los más famosos de Suiza. Tiene un territorio de más de cuatrocientos kilómetros cuadrados lleno de paisajes espectaculares en los que podrás hacer senderismo, esquiar y mucho más. Sin embargo, aunque el pico Piz Beverin sea el protagonista, no es lo único que visitar en el parque. Si optas por hacer una ruta a pie o en bicicleta, podrás pasear por inmensos valles, profundos cañones y lagos con aguas cristalinas que te dejarán asombrado. Incluso podrás encontrarte con el animal más característico del parque, el íbice. Estos valientes animales, parecidos a las cabras salvajes, pasean por las laderas de la montaña haciendo gala de su fabuloso equilibrio. Finalmente, también es el lugar perfecto para conocer la cultura local y probar alguno de sus maravillosos quesos. ¡No te quedes con hambre después de una larga caminata!

Un espacio protegido que no te puedes perder: el Parque Natural de Thal

Justo en el centro de Suiza, entre Basilea, Berna y Zúrich, se encuentra el Parque Natural de Thal. Gracias a eso, el acceso a este parque es muy fácil, ya que se puede acceder desde cualquiera de esas regiones. Sin embargo, el acceso más conocido y más bonito es el del estrecho del barranco Balsthal. Una vez termines el recorrido, te encontrarás a los pies de las montañas de Jura. ¡Es un paisaje que se quedará para siempre en tu memoria! Así pues, dentro del parque tendrás cientos de rutas para hacer senderismo y conocer todos los ecosistemas de Thal. Pero, aparte de conocer toda la naturaleza de la zona, podrás disfrutar de la gastronomía suiza en todo su esplendor. Las granjas que se asoman entre los numerosos montes tienen restaurantes en los que podrás probar la comida típica del país. Es la forma perfecta de descansar y conocer a los habitantes después de un largo paseo.

Comunas que inspiran las fantasías de los autores: Lauterbrunnen y Grindelwald

¿Eres fan de Tolkien y de El señor de los anillos? ¿Quieres saber de dónde sacó el autor la inspiración para describir el bello paisaje de Rivendell, el hogar de los elfos? Entonces estás de suerte, porque lo hemos encontrado para que lo disfrutes en tu alojamiento en Suiza. Se trata de Lauterbrunnen, un pueblecito que cuenta con nada más y nada menos que 72 cataratas. Su propio nombre, Lauterbrunnen, se traduce como «fuentes ruidosas». Así que llévate el chubasquero porque las cataratas mojan. De hecho, la más famosa, llamada Staubbachfall, es conocida por que con los vientos del verano, se pulveriza y cae en forma de niebla o lluvia. Esta tiene casi trescientos metros de caída libre, y aterriza sobre un pequeño río con el mismo nombre. Su imagen es tan bella que inspiró al poeta Johann Wolfgang von Goethe a crear una de sus obras más famosas, el Canto de los espíritus sobre las aguas.

Glaciares y deportes en Grindelwald

También llamada aldea del Eiger por su localización (justo mirando a la ladera norte de ese pico), el pueblo de Grindelwald es conocido por sus paisajes y su estación de esquí. Así que si te gustan los deportes de invierno, no olvides llevarte tu equipo. La estación está a más de mil metros de altura, pero tienen instalaciones que llegan casi a los tres mil metros. Allí, tendrás cientos de kilómetros de pistas para esquiar, hacer snowboard, pasear en trineo y más. Ahora bien, los amantes de los deportes acuáticos también puede aprovechar este lugar. En su valle, encontrarás un río en el que puedes hacer kayak, rafting o pasar un día de relax en la orilla de las aguas. Pero si quieres algo más natural aún, visita la garganta glacial de Rosenlaui, muy cerca del pueblo. Después de una caminata entre valles, cascadas, praderas y bosques de arces, llegarás a los glaciares.

Qué esperar del clima en tu alojamiento en Suiza

Como decíamos antes, el clima en suiza es muy variado. Pero lo más destacado son las nevadas que hay en invierno. Por ello, esta es la mejor época si decides ir a suiza para hacer esquí y disfrutar de sus pistas de gran calidad. Aun así, si vas en primavera, no te preocupes, ya que en muchos sitios la nieve permanece durante todo el año. No obstante, esta estación es el mejor momento para recorrer los parques a pie gracias a los climas templados. ¡Pero llévate una buena chaqueta y no te dejes el paraguas! En las zonas de montaña sigue haciendo fresco, y las lluvias son habituales en todos los meses. Finalmente, aprovecha la época de verano para llegar a los senderos que en otras estaciones están cubiertos de nieve. El paisaje cambia completamente y es perfecto para ver el país desde las alturas. ¿Todavía te lo estás pensado? No lo dudes y reserva un alojamiento en Suiza con Casanaturaleza.es para descubrir todo lo que te puede aportar este pequeño país. ¡Y llévate una bolsa de chocolates a casa!