Casa del arbol

¿Qué mejor manera de disfrutar de unas vacaciones en plena naturaleza que con una casa del árbol? En Naturehouse.es, sabemos que durante el tiempo libre, lo mejor es disfrutar de la paz y la tranquilidad que solo puede conseguirse en el entorno natural. Y por eso, para los aficionados al aire libre, os contamos las ventajas de las casas árbol de vacaciones y cuáles son los lugares naturales más interesantes de Europa.

Lee más sobre casa del arbol

45 Casas de la naturaleza

Casa del arbol

¿Qué mejor manera de disfrutar de unas vacaciones en plena naturaleza que con una casa del árbol? En Naturehouse.es, sabemos que durante el tiempo libre, lo mejor es disfrutar de la paz y la tranquilidad que solo puede conseguirse en el entorno natural. Y por eso, para los aficionados al aire libre, os contamos las ventajas de las casas árbol de vacaciones y cuáles son los lugares naturales más interesantes de Europa.

Las ventajas de disfrutar de la naturaleza en una casa del árbol

Si optas por una casa del árbol para tus escapadas y vacaciones, es porque buscas disfrutar de una opción más natural para tu tiempo de ocio. Y tienes razón, ya que este tipo de viviendas de alquilar son la elección perfecta para este tipo de vacaciones. Para empezar, la mayor ventaja con la que contarás en tu casa rural será la privacidad. Nuestras «nature houses» se encuentran en mitad de la naturaleza, en lugares pensados para que puedas relajarte sin pensar en los vecinos.

Además, gracias a su ubicación, podrás conseguir una conexión total con la naturaleza y desconectar de la rutina, el trabajo y el estrés del día a día. En cuanto abras los ojos cada mañana, podrás contemplar la naturaleza en estado puro, y las vistas desde los árboles te quitarán el aliento. Así mismo, aunque nuestras casas del árbol cuentan con todo lo necesario para estar cómodo (electricidad, agua, aislamiento contra las temperaturas, etc.), tú decides el nivel al que quieres conectar con el entorno.

Por último, la ventaja de las casas árbol es que son ecológicas. Suelen estar fabricadas con materiales naturales y, sobre todo, suelen abastecerse con servicios sostenibles. Por ejemplo, muchas consiguen la energía eléctrica a través de paneles solares o la compran en empresas que apuestan por las energías renovables. De igual manera, muchas de las casas mantienen la temperatura con materiales sostenibles como lana de oveja, o consiguen el agua caliente con calentadores de agua solares.

Los parques naturales de los Países Bajos

Si visitas nuestra página de casas árbol, podrás comprobar que muchas de ellas se encuentran en los Países Bajos (también llamado Holanda). El motivo es que los Países Bajos son unos de los territorios con más terreno natural de Europa. Sus muchos bosques, lagos y su peculiar clima han conseguido que Holanda sea un lugar que los aficionados del medio ambiente no pueden perderse.

Por ejemplo, en su territorio cuenta con dos Parques Nacionales de gran importancia. Nos referimos al Parque Nacional de Hoge Veluwe y al Parque Nacional Weerribben-Wieden. El primero se encuentra en el centro del país, cerca de Arnhem. Y, con sus más de 5000 hectáreas, es uno de los más grande de Holanda. Está compuesto por bosques tanto naturales como creados por el hombre, y podrás recorres sus senderos con las casi 2000 bicicletas gratuitas que ofrecen en el parque. Por otro lado, está el parque Weerribben-Wieden, que se encuentra en la región de Overijssel, y es uno de los pantanos más grandes de Europa. En sus aguas, podrás ver fumareles y nutrias mientras paseas a pie, en bici, o hasta en barca.

Francia y sus lugares de ensueño

Otro de los lugares en los que se encuentran nuestras casas del árbol es Francia. Este país, además de contar con varias de las ciudades más bonitas del mundo (como París o Burdeos), tiene muchos lugares naturales de interés. Uno de los más reconocidos se encuentra en Auvernia, y es el Parque Natural de los Volcanes. Es un entorno prácticamente salvaje en el que podrás visitar una cadena de volcanes que, por suerte, están inactivos. Además, en el parque también tendrás la oportunidad de probar sus aguas termales, y hacer rutas por la sierra des Puits.

Y si lo que buscas es conocer el lado más mágico y fantástico de la naturaleza francesa, debes planear una visita al bosque de Brocéliande, en Bretaña. Entre sus árboles, surgió la leyenda del rey Arturo. Se dice que es donde el mago Merlín, Lancelot y el hada Viviana tenían su hogar. Si lo visitas, también podrás dar un paseo por el Vals-san-retour (dónde dicen que el hada Viviana encerraba a los amantes infieles que pisaban sus tierras), o la fuente de Bareton. Se dice que este último fue el lugar en el que Merlín y Viviana se conocieron, y que sus aguas son mágicas.

La naturaleza cambiante de Suecia

Finalmente, otro país de Europa que está rodeado de naturaleza pura es Suecia. Su clima frío ofrece paisajes con montañas repletas de nieve, y de valles y lagos inmensos rodeados de bosques. Así que es el territorio perfecto para alquilar una casa del árbol. Uno de los sitios que no puedes dejar de visitar durante tu estancia en Suecia es el lago Siljan. Está ubicado en Dalarna, en el centro del país, y ofrece actividades de todo tipo para toda la familia. Disfruta de las vistas a caballo o en bicicleta, con un paseo en canoa, u observa a los pescadores de la zona. Además, si lo visitas durante los meses de verano, podrás asistir al festival de música «Musik vid Siljan».

Así mismo, el Parque Nacional de Tyresta se encuentra cerca de Estocolmo, y es uno de los bosques de pinos vírgenes mejor valorados de toda Europa. Por ello, fue declarado Patrimonio Nacional de Suecia en el año 1933. En sus tierras, hay lagos, barrancos, y por supuesto, el famoso bosque. Además, podrás disfrutar de actividades al aire libre como el ciclismo, o pasar un día de relax con un pícnic en familia. Y estos son algunos de los mejores lugares naturales en los que se encuentran nuestras «nature houses» en Europa. Pero, también tenemos la casa del árbol ideal para ti en otros países como Portugal, Italia, Hungría, Croacia, Bélgica o Grecia. ¡Sin olvidarnos de España! No pierdas la oportunidad única de pasar unas vacaciones en una casa árbol de ensueño en mitad de la naturaleza.